Presencia de la niñez y adolescencia en los espacios informativos plantea el desafío de un tratamiento respetuoso de sus derechos

El interés de la prensa nacional por abordar temas sobre niñez y adolescencia e informar sobre los problemas que les afectan plantea el reto de incorporar su voz y de mejorar el tratamiento informativo. Así lo señala el resultado del monitoreo de medios impresos y televisivos “Niñas, niños y adolescentes en el centro de la información”, realizado entre los años 2012 y 2017 por el Grupo Niñez y Medios, y presentado esta mañana en la Universidad de Lima.

Esta mirada sobre los medios -que analizó durante seis años medios de comunicación impresos, y, entre 2016 y 2017, programas periodísticos de la televisión peruana, respectivamente- tuvo el objetivo de determinar cómo se representaba a la niñez y adolescencia en las noticias y observar si el tratamiento informativo era respetuoso de sus derechos.

Al respecto, el documento señala que en promedio solo el 21% de las notas de los medios impresos y el 32% de las audiovisuales presentaron un tratamiento noticioso con enfoque de derechos. Como se desprende de los indicadores señalados, la gran mayoría de notas informativas sobre niñez y adolescencia de alguna forma afecta los derechos de la población más joven.

El Grupo Niñez y Medios considera que una nota periodística tiene enfoque de derechos cuando protege la identidad e intimidad de niños, niñas y adolescentes, y utiliza términos adecuados que evitan su estigmatización o victimización. De igual forma, cuando incluye referencias a sus derechos; les muestra como personas con derechos y capacidades; incluye su voz o documenta el grado en que el Estado y otras instituciones o personas protegen o vulneran tales derechos.

Intimidad e identidad, dos derechos vulnerados con frecuencia

De acuerdo al monitoreo realizado, las noticias que incluyen información o imágenes que vulneran el derecho a la identidad o intimidad de niñas, niños y adolescentes se ha reducido en medios impresos: de 16,6% en 2012 a 8,9% en 2017; sin embargo, en TV esta cifra es aún de 36,9%. Es necesario recalcar que no basta con colocar un cintillo en el rostro de niñas, niños o adolescentes, o de distorsionar su voz, si en la misma nota se identifica su domicilio o el lugar donde, se entrevista a sus padres, o se incluye otros elementos que permiten identificarlos, advierte el documento.

La niñez como centro de la información

Durante la presentación del monitoreo, Olga Isaza, Representante a.i. de Unicef, comentó que es importante que niñas niños y adolescentes estén presentes en la agenda informativa porque lo que no aparece en los medios no existe en el imaginario social, pero que su presencia impone un triple desafío: cuidar que esa exposición no vulnere sus derechos, deconstruir imaginarios falsos que impiden su desarrollo y lograr que la oferta de entretenimiento sea de calidad y aporte en sus vidas.

Cobertura

Según este informe, la información sobre niñez y adolescencia está relacionada mayoritariamente a temas de violencia y vulneración de derechos (27,9% en medios impresos, y 65,8% en TV). A partir de este marco, el rol más frecuente que se atribuye a niñas, niños y adolescentes es el de víctimas (31% en medios impresos, y 73% en TV).

Lourdes Febres, de Accion por los Niños, señala que la producción periodística debe considerar a niños, niñas y adolescentes en toda su dimensión humana y prestar especial atención al lenguaje que se utiliza porque puede reforzar prejuicios y comportamientos que re victimicen, manipulen, utilicen o maltraten, olvidando que están en juego las relaciones con sus amigos, su familia, su entorno y su futuro.

Otros graves problemas que afectan a la niñez y adolescencia, y  que tienen menor cobertura son  el embarazo adolescente, que se trata en 2,9% de notas en medios impresos, y en 0,6% en TV. La educación, que es abordada en 19,7% en medios impresos, y solo 5,5% en TV; y la salud, que aparece en 12,8% de medios impresos, y 7,7% de TV.

Durante la presentación, Jorge Baca-Álvarez, Director Ejecutivo de la SNRTV señaló que el respeto por la persona, su intimidad y sus derechos es un imperativo para la Sociedad Nacional de Radio y Televisión. Nuestro Pacto de Autorregulación establece como obligación de los medios asociados respetar la intimidad de las personas; no presentarlas, en especial a mujeres, niños, niñas y adolescentes, en situaciones indecorosas, deshonestas o agraviantes; no discriminar y no utilizar representaciones o palabras que ridiculicen, denigren o que ofendan a la dignidad humana.

Que hablen los niños

Por su parte Matilde Cobeña, Adjunta para la Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, recordó que, de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño, niñas, niños y adolescentes tienen derecho a dar su opinión y a que ésta sea escuchada para conocer sus necesidades o los asuntos que les preocupan, lo que no debe ser interpretado como una oportunidad para entrevistarles cuando sus derechos han sido vulnerados, pues ello les revictimiza y estigmatiza ante la sociedad; escuchar su voz implica tenerles en cuenta desde un rol positivo y no como víctimas.  Sin embargo, de acuerdo a este monitoreo, la voz de la niñez y adolescencia solo es considerada en 7,2% de notas en medios impresos, y  en 13,8% en TV. En la mayoría de los casos se les presenta como actores pasivos.

Darles voz en diversos espacios les genera autoconfianza y fortalece su libertad de opinar. Los medios de comunicación deben promover su protagonismo activo y digno para dar a conocer -desde su voz, opinión y pensamiento- hechos, experiencias y demandas sobre sus condiciones personales, colectivas u otros asuntos que les preocupan, acotó.

El estigma de las y los adolescentes

El tratamiento de información sobre adolescentes se diferencia cuando se trata de mujeres y varones. El 24% de las notas de TV y el 67% de las derivadas de medios impresos presentan a las adolescentes como víctimas de violencia, trata o explotación sexual. Mientras que los adolescentes son mostrados como transgresores o infractores de la ley en el 24% de notas impresas y el 8% de las notas televisivas.

Solo el 3% de las notas de TV, y 8% de las piezas impresas destacan actividades de participación de las y los adolescentes en hechos positivos protagonizados por ellas y ellos.

Mostrarles mayormente como víctimas o agresores refuerza estereotipos que no contribuyen a promover su ciudadanía y derechos. Este informe brinda una mirada al problema para hacerle frente, dialogar con medios y trabajar en conjunto para acercar más la práctica a los compromisos asumidos, comenta Maria Gabriela Villalobos, Directora País de Save the Children.

El Grupo Niñez y Medios cuenta con representación del Estado, la empresa privada, la sociedad civil y la cooperación internacional. Está integrado por la Defensoría del Pueblo, la Sociedad Nacional de Radio y Televisión, Acción por los Niños, Save the Children y UNICEF.

2018-10-10T19:35:35+00:00 10/10/2018|Monitoreo y exigibilidad de derechos|