Save the Children: 100 años de trabajo por la niñez

Save the Children cumple 100 años y nuestras socias,  Acción por los Niños, CECODAP y Global Infancia nos cuentan sus experiencias y motivaciones para seguir trabajando juntos por la niñez.

Global Infancia, nuestra socia en Paraguay, inició operaciones en 1995 y una de sus primeras alianzas fue con Save the Children, “La primera iniciativa que trabajamos de manera conjunta fue el desarrollo de las Consejerías Municipales por los Derechos del Niño, este fue el punto de partida para construir el Sistema Nacional de Promoción y Protección de la Niñez en el país. Fue una experiencia innovadora y sentó las bases para las acciones futuras.” Cuenta Marta Benitez, representante de Global Infancia, una de las socias con más años de trabajo con Save the Children.

En el caso de Acción por los Niños (APN), la relación con Save the Children viene desde su fundación. “Nos iniciamos en setiembre de 1998 para ejecutar programas en Lima y para coordinar su desarrollo a nivel nacional a través de otras seis ONG”, así lo comenta Lourdes Febres, Coordinadora General de APN.

En el año 1992 CECODAP y Save the Children iniciaron un trabajo conjunto a partir de la entrada en vigor de la Convención sobre los Derechos del Niño. Esta alianza no solo enfatizó aspectos relacionados a la promoción y defensa de los derechos de los niños y niñas, sino que también incorporó el fortalecimiento de las capacidades de la organización en temas tan importantes como el enfoque basado en los Derechos del Niño, la planificación estratégica, la promoción de la participación de la niñez y adolescencia.

“Save the Children promovió un espacio de reflexión e intercambio entre organizaciones y redes en temas tan relevantes como el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño”, así lo cuenta Carlos, Coordinador General de CECODAP.

“La relación entre Global Infancia y Save the Children fue construida sobre la base del respeto mutuo, el reconocimiento de nuestras diversas capacidades, y la apertura para la construcción de las iniciativas adaptadas a la realidad de nuestros países, con la guía del enfoque de derechos humanos como columna vertebral”, resalta Benitez, quien viene trabajando en alianza con Save the Children por más de 24 años.

“La alianza con Save de Children siempre ha tenido como eje sustantivo la promoción y la defensa de los derechos de niñas, niños, y adolescentes su protagonismo y el interés superior que lo protege”, afirma Lourdes de APN.

Con más de 20 años de trabajo conjunto, Save the Children y Acción por los Niños han logrado hitos importantes que ahora son parte de la política pública peruana en materia de niñez. “Los Municipios Escolares, los Consejos Consultivos de Niñas, Niños y adolescentes (CCONNAS), los presupuestos participativos de niños y niñas, y los Comités Municipales por los derechos del Niño y Adolescente (COMUDENAS), son los más representativos”, menciona Febres.

En los últimos años en Paraguay, se logró la prohibición legal del castigo físico y humillante, y promovimos la participación de niños y niñas en las elecciones generales dando propuestas programáticas y de políticas públicas.

Por su parte, CECODAP explica que junto a Save the Children, se ha conducido un proceso que ha permitido la construcción y consolidación de una ley nacional de infancia, la cual contribuyó al desarrollo de los principios establecidos en la Convención.

“Desde el inicio de nuestra alianza pudimos construir un proceso de sensibilización, formación y acción orientada a la erradicación del castigo físico y humillante como forma de violencia contra la niñez. En ese sentido, también se condujo un proceso de incidencia pública inédito, el cual permitió con la participación articulada de niños, niñas y adolescentes alcanzar la prohibición del castigo físico y humillante, así como la incorporación del derecho al buen trato”.

“Actualmente se ha producido una apuesta de trabajo sólida que profundiza en el trabajo realizado en pro de la erradicación del castigo físico, a partir de la formación en disciplina positiva, lo cual ha permitido actualmente ofrecer alternativas a los padres y docentes para el manejo de la crianza”.

“El camino se recorre juntos”

Una de las principales motivaciones para seguir trabajando de manera conjunta con organizaciones de la sociedad civil y ahora a través del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil (PASC) es que “el camino se recorre mejor juntos. No es posible el logro de cambios duraderos ni significativos para los niños y niñas, sin una alianza con organizaciones de la sociedad civil y el aporte fundamental de un programa como el PASC que tiene como objetivo favorecer el fortalecimiento de la Sociedad Civil”, nos dice Marta Benitez.

Acción por los Niños entiende como su misión institucional, ser una organización líder que impulse y fortalezca el impacto de programas y políticas públicas que garanticen los derechos e incidan en la protección y promoción del desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes, en alianza con Save the Children y otras organizaciones de la sociedad civil peruana.

Retos compartidos para defender y promover los Derechos del Niño

CECODAP cuenta que Venezuela ha sufrido en los últimos 20 años un deterioro acentuado de las condiciones de vida que amenazan la integridad de todos los ciudadanos, especialmente los niños y niñas. “Es clave elevar la voz en defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes venezolanos, no solo como posibilidad de futuro sino como esperanza frente a la adversidad. Sabemos hoy que la esperanza se construye trabajando junto a otros, y por esto desde CECODAP apostamos al trabajo conjunto con otras organizaciones de la sociedad civil, que permitan hacer posible un mundo en el cual los derechos de niños, niñas y adolescentes sea respetados en Venezuela, la región y el mundo”.

Acción por los niños sabe que su desafío fundamental es la protección de niñas, niños y adolescentes frente a la violencia en la familia, la escuela y la comunidad, y en ese empeño despliega toda su potencialidad de acción en los distritos, en vinculación con otras organizaciones de sociedad civil y buscar incidir en las instancias legislativas y en el órgano rector.

Global Infancia afirma que su misión es promover una cultura que respete los derechos de los niños y niñas. Esto implica una visión integral de la complejidad de la meta, implica cambios y, además, involucrar a la niñez en estos procesos.

CECODAP, por su parte, afirma que el mayor compromiso que tienen, parte de la base de reconocer a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho, que precisan de espacios de participación y de protección.

¡Celebrando nuestro centenario!

“Yo me siento muy privilegiada de trabajar como Directora del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil en América Latina, comenta Ann Linnarsson. El rol de la Sociedad Civil siempre ha sido muy importante para la democracia y los derechos humanos en la región y nuestras socias y socios han sido impulsores de la creación de la Convención sobre los Derechos del Niño, los Sistemas de Protección Integral y varias leyes y políticas que garantizan los derechos de la niñez en nuestros países. 

“Para Save the Children trabajar con socias y socios locales de la sociedad civil, es indispensable para asegurar una apropiación local y la sostenibilidad. El beneficio de un programa regional es el intercambio entre países y la fuerza de trabajar en alianza. El trabajo de cada socia y socio en los diferentes territorios, contribuye a que junto a Save the Children nos desarrollemos para responder de manera innovadora al contexto actual”.  

“Save the Children ha sabido conquistar nuestros corazones con pasión, compromiso, respeto y confianza. Hemos aprendido tanto juntos. Nos alegra ser parte de esta historia tan rica en logros traducidos en cambios significativos para la vida de millones de niños y niñas en todo el mundo” dice Marta Benitez.

“Tenemos con Save the Children una comunión de objetivos y propuestas que esperamos renovar y continuar y nuestros mejores deseos por 100 años más de trabajo y esfuerzo en la promoción de los derechos y libertades de niños, niñas y adolescentes” comenta Febres.

“Save the Children ha demostrado estar de la mano de las organizaciones de sociedad civil, apostando a su fortalecimiento, pero sobre todo a la protección y defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. 100 años ya dice mucho sobre un compromiso que es global. En este tiempo deseamos que los niños, niñas y adolescentes del mundo puedan contar con 100 años más de gente comprometida, inspirada y decidida a creer en la niñez como fuente de cambio” finaliza el representante de CECODAP.