Esmeralda Arosemena: “Proteger a la niñez migrante es un compromiso de todo el continente”

En el marco de la visita de la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena, Save the Children reunió a actores clave en la defensa de los derechos de la niñez migrante.

25 de julio de 2019.- La presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Esmeralda Arosemena, visitó el Perú para participar del evento “Perú en un nuevo contexto: Avances y desafíos frente a tendencias migratorias”, en el cual Save the Children, la Defensoría del Pueblo y la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana sumaron esfuerzos para discutir soluciones frente a los desafíos de acceso a derechos que viven muchas familias venezolanas, en el marco de la aguda crisis migratoria que vive dicho país.

Durante el evento, Arosemena manifestó la importancia de generar una estrategia regional de respuesta humanitaria para atender y prevenir las situaciones de abuso sexual, redes de trata y apatridia que enfrenta la niñez migrante venezolana. “Esta respuesta no puede ser de un solo país. Necesitamos una visión regional. El compromiso internacional no es solo de Perú, sino es una exigencia para toda la región”, manifestó Arosemena, quien además brindó recomendaciones para el Estado peruano y organizaciones de desarrollo para articular protocolos de atención que pongan en primer lugar el bienestar de la población migrante venezolana, a partir de los estándares interamericanos sobre derechos humanos de niñas, niños y adolescentes migrantes.

Por su parte, Matilde Cobeña, Adjunta para la Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, presentó hallazgos relevantes a partir de su “Sistematización de casos de niñez migrante”, a través del cual analiza la situación de niños, niñas y adolescentes venezolanos atendidos por 18 oficinas defensoriales a nivel nacional. En total, entre petitorios, consultas y quejas, la Defensoría del Pueblo, durante el 2018, acompañó a 356 casos de vulneración de derechos hacia la niñez y adolescencia, entre los cuales destacaban casos de adolescentes no acompañados, limitación en cuanto a acceso a la educación y salud, situaciones de discriminación, entre otros.

Sobre el derecho a la educación, según el INEI, uno de cada dos niños y adolescentes venezolanos que viven en Perú no asiste a la escuela. Entre las principales razones, se señalan problemas económicos (31,2%), desconocimiento del sistema educativo (30,1%), falta de documentos (22%) y la llegada al Perú después del inicio del año escolar en marzo (18%). Por ello, la Dirección Regional de Educación presentó “Lima Aprende”, programa que inició un nuevo año escolar en junio, con más de 10 mil plazas abiertas en las escuelas de Lima Metropolitana para escolares peruanos y migrantes.

Save the Children reconoce la importancia de esfuerzos como estos. Sin embargo, debido a la magnitud de la crisis y la falta de recursos financieros hasta la fecha, es necesario que estas iniciáticas se repliquen a nivel nacional. Ante ello, Save the Children desarrolla una estrategia de respuesta humanitaria e incidencia que espera impactar positivamente a más de 130,000 migrantes venezolanos –especialmente a 52,000 niños, niñas y adolescentes y a las comunidades peruanas anfitrionas de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Lima y Arequipa.