Camino a Beijing+25

Claudia y Geraldine cuentan su experiencia sobre la Consulta Regional con juventudes de América Latina y el Caribe

En los días previos a la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe en Santiago de Chile, 64 adolescentes y jóvenes de la región se reunieron en un espacio de consulta facilitado por agencias de Naciones Unidas. Esta actividad, parte de la conmemoración por el aniversario número 25 de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, incluye por primera vez a adolescentes en un proceso de consulta regional. Los resultados de esta consulta serán presentados en los Foros de Generación Igualdad en México durante el mes de mayo y en Francia hacia mediados de año, en el mes de julio.

Geraldine y Claudia, dos adolescentes de Perú y Guatemala, participantes del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil de Save the Children, participaron de la Consulta Regional y compartieron sus experiencias en la promoción de la igualdad de género y opiniones con otros jóvenes de la región.

“Fue una experiencia motivadora”, señaló Claudia. “Cuando te relacionas con otras personas te das cuenta que, en toda América Latina y el Caribe, las niñas y adolescentes tienen las mismas experiencias. Y te motiva porque no estás sola. Todas esas personas están trabajando por la salud, educación y derechos de las niñas y mujeres”. Geraldine, la representante de Perú, dijo que para ella fue gratificante y enriquecedor expandir sus conocimientos sobre igualdad de género, participando del proceso de consulta. “Las experiencias de mujeres feministas en los diálogos intergeneracionales me hicieron sentir inspirada”.

Tanto Geraldine como Claudia contribuyeron con la creación de una declaración de las juventudes feministas de la región, que giró en torno a los temas que más afectan a las niñas y mujeres en América Latina y el Caribe: justicia climática, participación y liderazgo, educación gratuita y de calidad, derechos económicos, y derechos sexuales y reproductivos.

“… Sabemos que las instituciones de justicia no tienen enfoque de género, no hay leyes de protección o leyes que por falta de presupuesto no se cumplen. Las mujeres no confían en el sistema de justicia, las niñas y jóvenes son discriminadas de emprender y de ser líderes. Las cifras de violencia sexual son alarmantes. No solo en mi país sino en toda la región”. Señaló Geraldine sobre el contexto de América Latina y el Caribe.

“Pedimos que se hagan leyes y se financien, se capaciten profesionales en temas de igualdad de género y que en las escuelas se implemente una educación basada en la igualdad, porque vivimos en una sociedad machista…Vamos a llevar estos compromisos a donde las mujeres sean más vulnerables, no basta con que esté en el papel”. Dijo Claudia acerca de la declaración.

Al retornar a sus países, Claudia y Geraldine han asumido el compromiso de continuar difundiendo la experiencia en Chile y también de compartir la declaración de las juventudes feministas.

“Voy a realizar charlas en las escuelas de mi municipio. Tengo la iniciativa de apoyar e involucrar a otros jóvenes a participar en espacios de toma de decisión. Además, quiero realizar ferias con mi organización para que a través de juegos aprendamos sobre la igualdad de género”. Son los planes que compartió Claudia, representante de Guatemala.

Por su parte Geraldine, señaló que continuará trabajando desde el municipio escolar para conseguir la participación activa de niñas y adolescentes en la toma de decisiones de la escuela, municipalidades, presupuestos participativos, y audiencias públicas con autoridades. A la vez promoverá la escucha activa de la voz de las niñas, para que sea tomada en consideración por autoridades educativas.

“Yo voy a seguir impulsando a las mujeres y niñas porque tenemos derecho a empoderarnos, a trabajar, a que nos consideren a que se nos de sueldo justo y educación. Somos seres humanos y tenemos derechos y debemos sentirnos orgullosas. Vamos juntos por un mundo de igualdad y equidad de género”, dijo Geraldine.

“Soy una joven con la visión de involucrar y empoderar a las niñas y las mujeres. Estoy hablando por las niñas de mi comunidad, que no tienen la oportunidad de alzar su voz… Creo que todas las mujeres, incluidas personas con discapacidad, afrodesendientes, indígenas y comunidad LGTBIQ deben tener el derecho a participar de espacios de toma de decisión”, señaló Claudia.