Niñas, niños y adolescentes participaron en la 39º Reunión de Altas Autoridades sobre Derechos Humanos con apoyo de Global Infancia

El 12 de mayo se llevó a cabo, de manera virtual, la 39º Reunión de Altas Autoridades sobre Derechos Humanos (RAADH), Comisión Permanente Niñ@Sur, con la participación de 78 representantes de los países miembros y asociados del MERCOSUR. La reunión se realizó en el marco de la presidencia pro témpore de Paraguay en el MERCOSUR.

Global Infancia acompañó la participación de niñas, niños y adolescentes en esta actividad. Los países que contaron con representación de NNA en esta ocasión fueron: Paraguay, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

Durante el encuentro fueron presentadas propuestas en torno a estos cuatro bloques temáticos: fortalecimiento de las capacidades de protección de las familias; niñez sin cuidado parental; estrategias socio educativas de atención a adolescentes y protección post pandemia.

Luego de que algunos representantes regionales expusieron sobre los avances y desafíos de los proyectos implementados en cada bloque temático, los niños, niñas y adolescentes de la RedSurca pudieron expresar sus recomendaciones, que fueron escuchadas por las autoridades asistentes y que luego serán analizadas al seno de los equipos técnicos de cada Institución rectora, para poner darles respuesta.

Algunas de las recomendaciones más resaltantes en cuanto al fortalecimiento de las capacidades de protección de las familias fueron: ofrecer espacios para ayudar a la salud mental, tan afectada durante la pandemia y por la presión intrafamiliar; elaborar planes para construir el futuro de los niños, niñas y adolescentes, y crear programas con acceso a todo el territorio; que haya descentralización en las ayudas a las familias e involucrarlas en capacitaciones para la crianza respetuosa.

Con respecto a la niñez sin cuidado parental, las recomendaciones fueron: trabajar en forma correcta para que se cumplan y garanticen los derechos de las niñas, niños y adolescentes; destinar recursos necesarios a las instancias gubernamentales, a fin de garantizar los derechos; que las niñas, niños y adolescentes participen en el diseño de los programas; mayor seguimiento a las instituciones que acogen a NNA sin familias.

Así también, en el tercer bloque temático se planteó: mejorar las condiciones de educación, salud y trabajo de las familias en condiciones de vulnerabilidad, especialmente negros, indígenas, migrantes, que reducen el riesgo de contextos que puedan significar el ingreso de los adolescentes al sistema socioeducativo; que los Estados promuevan y garanticen el derecho a la educación y la participación efectiva de los adolescentes en los entornos socioeducativos; informar en las escuelas sobre los problemas de embarazo adolescente y prostitución.

Finalmente, en el cuarto bloque, recomendaron: realizar reuniones de debate y discusión con los adolescentes sobre salud mental, dando prioridad a los adolescentes que adquirieron algún tipo de trastorno emocional durante la pandemia; la creación de una comisaría especializada en ciberdelitos contra niños y adolescentes, para garantizar la seguridad de los NNA usuarios de internet, como fuente de estudio y conocimiento; ampliación y eficacia en la difusión de los canales de denuncia de la violencia contra niños y adolescentes, entre otras.